Acércate a conocer el Oráculo Maya

Acércate a conocer el oráculo maya

Como os explico brevemente en la sección inicial, el poder del oráculo está compuesto de 4 poderes que aportan su energía de forma conjunta para lograr potenciar al máximo los efectos conseguidos con su uso. La unión de estas energías en mismo punto se pone de manifiesto gracias al Oráculo Maya.

Las energías naturales de las que se compone el Oráculo Maya facilitan el flujo de energía desde los diferentes poderes hacia ti.

Los poderes de los que se compone el Oráculo Maya son:

  • poder análogo: es una energía que fomenta la acción y el cambio dentro del Oráculo maya. Este poder te servirá de guía ante una decisión, dictará el camino que debes seguir para que la acción que lleves a cabo sea la que te reporte una mayor satisfacción y felicidad.
  • poder antípoda: esta energía será un refuerzo ante retos, un apoyo con el que contar cuando debes enfrentarte a un desafío. Es la contradicción, la otra cara que siempre debemos mantener presente.
  • poder guiador: deja que esta energía te muestre el camino que debes seguir, encuentra consejo y apoyo.
  • poder oculto: hay ocasiones en las que necesitamos que nos abran los ojos, poner luz en un momento oscuro, descubrir aquello que nos preocupa pero de lo que no tenemos certeza.

Todos los poderes de forma conjunta llevan al mismo punto, a la definición de tu destino.

El poder del Oráculo Maya se verá reforzado si cuentas con pirita, una piedra muy usada para la adivinación principalmente por los mayas, aztecas y los incas. El poder se verá reforzado si tu signo del zodiaco es Leo, porque esta piedra se relaciona directamente con este signo.

Unirás la guía del Oráculo Maya con la defensa y protección que proporciona la pirita, consiguiendo un efecto máximo.

Podemos encontrar el mejor camino, la respuesta de tus preguntas, adelantarnos a aquello que nos depara el destino con ayuda del Oráculo Maya. Llámame y realicemos una consulta personalizada y totalmente enfocada a ti. Demos soluciones a lo que te preocupa.

Estoy aquí para ayudarte, y quiero que cuentes conmigo, ya lo sabes.

Un abrazo.